Clasicosis

Cine Clásico: 'Mr. Arkadin' Un pasado algo turbulento.

Un poderoso gran rey, preguntó cierta vez, a un poeta: ''¿Qué puedo darle de todo lo que poseo?''  Sabiamente, él respondió: ''Cualquier cosa, señor, excepto su secreto''.

Ficha: Mr. Arkadin.

Ya entrados en un nuevo año, o aquellos que hayan entrado, seguimos con nuestra labor de ver y disfrutar del cine clásico. Para empezar bien este 2013, decidí escribir sobre un film de una de esas figuras destacadas de la época dorada del cine, Orson Welles. Entre toda filmografía me decidí por un film que no conocía, y del cual el titulo no me sonaba, y luego, viendo la ficha del film en alguna web, observé que se trataba de una producción franco-española, así que tenía curiosidad por verla.

En la cinta, Mr. Arkadin (Confidential Report, 1955) nos introducimos en una historia misteriosa, en la que un marinero llamado Guy Van Stratten (Robert Arden), encuentra a un hombre agonizando, quien antes de morir le dice un nombre, Gregory Arkadin (Orson Welles). Tras un tiempo, el marinero da con Arkadin, un multimillonario dueño de un imperio industrial, que vive encerrado junto con su hija en una mansión en la costa azul. Tras conseguir llegar hasta él, Arkadin le pide al marinero que realice una investigación sobre él, ya que padece amnesia y no recuerda nada del pasado desde una fecha concreta.

Fue el mismísimo Orson Welles, quien escribió el guión, dirigió la película y además la coprotagonizaba, parece que no le hacía falta nadie más. Lo cierto es que el resultado final es la creación de un film redondo, entretenido y lleno de intriga. Welles es capaz de crear varios personajes de una forma magnífica, entre ellos el creado para interpretarlo él mismo. Además, la historia parece más bien un laberinto, en el que el personaje va de pista en pista, para ir descubriendo un oscuro pasado de una persona muy poderosa, así que el gran secreto o misterio del film, lo vamos sabiendo poco a poco. No es una película de investigación, donde las pistas le pueden ir marcando el camino al espectador para que saque las conclusiones, aquí más bien, lo importante, es la reacción de los protagonistas hacía dichos descubrimientos. Además en el inicio del film, se realizan varios saltos en el tiempo, flasback, que nos sitúan en lo que se deduce que es el final de la historia, así que todo lo que vemos a continuación es, lo que se debe de dar para llegar hasta ese punto, y digo esto, porque el misterio del principio, es bastante más que inquietante.

Siempre he admirado a Orson Welles en su labor de director y guionista, pero de actor nunca ha acabado de convencerme. En esta ocasión, realiza un papel bastante sencillo, su personaje se limita a permanecer erguido y "matar" con la mirada a todo aquel que se acerque a su hija o a él, además su fuerte torrente de voz, le ayuda a parecer más autoritario. Para mí, Robert Arden era un desconocido, hasta ahora, y entiendo porque, ya que no realiza una gran interpretación, su tono siempre es muy constante y no destaca frente al resto. Pero como él, todo el reparto, ya que no hay ninguna buena interpretación, ni ningún gran nombre entre el elenco.

Pero si obviamos las interpretaciones, encontramos un film atrayente, de los que no puedes parar hasta el final, ya que deseas saber a donde lleva todo. Así que aquí empiezan mis recomendaciones de 2013, con un buen film de intriga, en el que uno se verá metido en una historia de misteriosa de un hombre bastante complejo, del cual nunca se puede saber si esconde algún as bajo la manga.