Clasicosis

Cine Clásico: 'A través del espejo' Olivia de Havilland por partida doble.

- ¿Tienen costumbre de tomar el pelo así a la gente?

- Todos los gemelos lo hacen de vez en cuando.

Ficha: A través del espejo.

 

 

Quizás para muchos Robert Siodmak no esté entre los grandes directores de la historia de cine, pero si eso es cierto, es algo que habría que recapacitar ya que nos regaló auténticas obras de arte. Quizás sus grandes obras sean todas del mismo género, cine negro o intriga, y esta que hoy os traigo, 'A través del espejo' (The Dark Mirror, 1946), también pertenece a esta clase de películas. Pese a ser menos conocida, seguimos estando ante una gran cinta de un gran director.

Un doctor aparece muerto en su domicilio y la policía tiene a una única sospechosa, una mujer que ha sido vista por varios testigos cuando abandonaba la escena del crimen tras escuchar una discusión. Tras localizar a dicha mujer, el detective a cargo de la investigación encontrará una no grata sorpresa, ya que a partir de entonces no tendrá una única sospechosa, sino dos y además idénticas una a la otra.

Tanto el guión de Nunnally Johnson, adaptando la novela de Vladimir Pozner, como la dirección del ya nombrado Robert Siodmak, hacen que la película sea un entretenimiento de primera categoría de principio a fin. Y es que desde el mismo momento en el que conocemos que hay dos sospechosas, en vez de una, es decir, que son gemelas, se sabe que una de las dos es la autora del crimen, y se puede intuir cuál de ellas lo ha cometido, porque se nos presentan con diferentes carácter, pero nunca se puede estar cien por cien seguro de afirmar cual de las dos. El film está lleno de giros argumentales, que hacen que el interés por la trama sea constante a lo largo de todo el metraje.

Claro está que el resultado del film no sería el mismo sin la magnífica aportación interpretativa de Olivia de Havilland, quien, como no podía ser de otra manera, interpreta a las gemelas Ruth y Terry. Para poder distinguir a una de la otra, normalmente cada una lleva un collar donde se puede leer su nombre o un broche que las identifica, pero esto también puede ser utilizado de la forma contraria para confundir al espectador, así que la actriz realiza un tremendo ejercicio interpretativo y dota a cada una de un carácter. Además, en el papel del detective a cargo del caso está uno de esos secundarios que siempre realizaban un gran trabajo, este no es otro que Thomas Mitchell.

El film es un intenso thriller de un director que bien merece ser recordado como un grande, además de contar con una gran interpretación de una magnífica actriz, que bajo mi asombro no estuvo nominada al Oscar, claro que en la edición de dichos premios de ese año, ganó el premio a mejor actriz protagonista por otra película, en concreto por 'La vida intima de Julia Norris'.