Clasicosis

Cine Clásico: 'Duelo de titanes' interpretativos.

-Lo único que me horroriza de verdad es morir en la cama, no quisiera acabar poco a poco. Algún día encontraré alguien más rápido que yo y que acabe conmigo de un tiro.

Ficha: Duelo de titanes.

Hay ciertas películas, que sin tan solo saber de qué tema tratan o a que género pertenecen, apetece ver, en su mayor medida esto ocurre cuando eres muy fanático de un director o de algún actor o actriz, así llegué a verme toda la filmografía de Alfred Hitchcock. En este caso ocurre que la pareja de actores protagonista, son dos grandes actores con mucha carisma, de esos que movían a las masas a las salas de cine, son Burt Lancaster y Kirk Douglas, que sin saber de qué trata el film, ya apetece ver a estos hombres en pantalla.

'Duelo de titanes' (Gunfight at the OK Corral, 1957), precisamente es un western, donde se narra el enfrentamiento entre Wyatt Earp (Burt Lancaster), sheriff de la famosa ciudad Dodge City, y John 'Doc' Holliday (Kirk Douglas), un jugador empedernido y borracho, contra los Clanton, miembros de una poderosa familia ganadera, que atemoriza a todo el pueblo.

John Sturges, director del film, también dirigió uno de mis western predilectos, 'Los siete magníficos', una de esas películas que ofrecen un gran entretenimiento, sin que el guión y la historia sean muy elaborados, pero al igual que esta poseía un elenco bastante atractivo. En esta ocasión se vuelve estar ante un producto de un entretenimiento espectacular, que nos narra una historia de lealtad y amistad, una amistad extraña, ya que ambos personajes parecen no tener nada en común, pero aún así congenian a la perfección, y en las terribles calles del salvaje oeste, uno no es nada sin el otro, ambos se necesitan más de lo que piensan. A todo esto se le adiciona una buena fotografía, que corrió a cargo de Charles Lang Jr. que nos muestra unos ambientes típicos del oeste realmente bien.

No estamos ante el gran papel de Burt Lancaster, pero para mí siempre es un placer verlo en pantalla, ya que siendo uno de los grandes, llenaba la pantalla de una buena interpretación cada vez que salía. Aquí interpreta a una de las figuras más conocidas del oeste, un sheriff lea, sincero e incorruptible, capaz de hacer cualquier locura para que la ley, la paz y el orden prevalezcan. Todo lo contrario es el personaje de Kirk Douglas, quien es una agitador, un adicto, tanto al juego como al alcohol, que tras sufrir una enfermedad, se ha vuelto loco y tan solo busca problemas, pero encuentra en Wyatt Earp, una figura decente, a la que apoyar y respetar, posiblemente al único hombre al que respeta. Ambos actores están impresionantes en sus papeles, además hacen muy buena pareja interpretativa, transmiten buenas vibraciones al público, esto ayuda a que la diversión viendo el film sea mayor.

Como ya habéis podido ver por mis comentarios, el film posee muchas características que hacen un proyecto entretenido y que a mí, personalmente, me encante, y por ello tenga que recomendar a todos los lectores del blog, una película que contiene, acción, humor, drama, amor, y dos grandes actores, no hay que perdérsela, ¿no?