Clasicosis

Artículos

Cine clásico: 'Lo que el viento se llevó' - Y esta gran película nos dejó.

Al fin y al cabo, mañana será otro día.

Ficha: Lo que el viento se llevó

Para muchos se puede considerar a 1939 el mejor año de la historia de Hollywood. No en vano se realizaron películas inolvidables como 'El Mago de Oz', 'La Diligencia', 'Ninotchka', 'Los violentos años 20', 'Beau Geste', 'Medianoche', 'Caballero sin espada', etc. Pero hubo una que destacó por encima de todas, ya no sólo ese año sino también en posteriores hasta nuestros días. Fue el punto culminante de Hollywood e iba más allá de su calidad. Era grandiosa, famosa por su exceso donde se juntaba melodrama, emoción y acción en un glorioso Technicolor: Era 'Lo que el viento se llevó'.

David O. Selznick, uno de los grandes productores de Hollywood, se propuso en 1936 realizar la película mientras más de media América ya estaba leyendo el libro. La novela contenía un tema de supervivencia ante las adversidades de una guerra, contaba con personas con agallas y otras que no las tenían. La escritora, Margaret Mitchell, creció rodeada por historias de viejo sur. Selznick compró los derechos de la novela por 50.000 dólares, siendo el primer problema intentar condensar las 1037 páginas del libro. La decisión más inmediata fue contratar a George Cukor como director. Sidney Howard, un gran dramaturgo, se puso a cargo del guión. Margaret Mitchell se mantuvo al margen de la adaptación, a pesar de la insistencia de Selznick. Howard tuvo un primer guión para una peli de 5 horas y media. La reescritura del guión se fue intensificando.

Ambientada en la Guerra Civil en Atlanta y el Sur que la rodea, la historia comienza justamente antes de la guerra. El estilo de vida de los sureños se presenta como elegante y exuberante. Toda la atención se centra en Scarlett O´Hara, una joven malcriada, consentida y egocéntrica. A lo largo de la película vemos como roba el corazón de los que aspiran a ella, pero nunca satisface su propia búsqueda, centrada en un obsesivo amor por Ashley. Pero él está enamorado de Melanie. Rhett Butler irrumpe en su vida dándole cierta cordura y madurez, pero sigue cegada en su amor por Ashley. 'Lo que el viento se llevó' se levanta como un monumento romántico de aquel viejo sur, un homenaje a una época y un estilo de vida de hace mucho tiempo atrás. Este argumento tan básico parece sencillo, pero esconde un guión complejo donde se vislumbra la guerra, la lealtad, el honor, la traición, el prejuicio, el amor, el deseo, el nacimiineto y la muerte. Es increíble la cantidad de matices que envuelve la película en tres horas.

Para una película de estas características, encontrar a los actores perfectos eran esencial. Seguramente sea el personaje más solicitado de la historia del cine. Se consideraron a actrices de la talla de Bette Davis, Katharine Hepburn, Miriam Hopkins, Margaret Sullavan, Joan Crawford, Barbara Stanwyck, etc de una larga lista de más de 100 actrices. La búsqueda la actriz ideal fue frenética, con infinidad de pruebas de cámara: Paulette Godard, Tallulah Bankhead, Lana Turner, Susan Hayward, etc. Bette Davis con 'Jezabel' se descartó. La preferida de Selznick era Godard, Hepburn era una segunda opción, pero en su contra jugaba que en aquel momento no caía bien al público y no era sexualmente seductora. Lana Turner no convenció por ser demasiado joven para el papel. Vivien Leigh se sentía nacida para el papel de Scarlett. Dejó Londres y viajó a California para no separarse de su querido Laurence Olivier y también para buscar trabajo. Myron Selznick, el agente de Vivien, se la presentó  a su hermano David diciendo que ahí tenía a su Scarlett O ´Hara. La lista se iba reduciendo con Joan Bennett, Jean Arthur, Paulette Godard y... ‘Vivien Leigh. La fogosidad de Vivien Leigh impresionó e inmediatamente le dieron ese papel tan codiciado. La figura de Scarlett era la principal de la película y Vivien Leigh intervenía en el 95% de las escenas.

Leigh consigue su actuación más memorable, de gran versatilidad y seriedad. Scarlett representa la fantasía de la sociedad sureña, es una mujer muy decidida que nunca se rinde, no importa lo difícil de la situación. Empieza siendo una niña mimada y consentida sureña, conformándose poco a poco un carácter propio, frío con quienes le demuestran más cariño y siendo más ardiente sólo cuando está bajo los ojos de su gran obsesión que es Ashley.

También se inició la busqueda de Rett: Gary Cooper, Errol Flynn, Ronald Colman, etc.  pero el público eligió que fuera Clark Gable. Las negociaciones para contratar a Gable fueron costosas, pero MGM se ofreció a costear parte de la película y aportar al propio Gable. A Gable le espantaba hacer la peli después del fracaso que le supuso hacer una peli de época como 'Parnell'.  Rhett Butler se puede resumir en una frase: brutalmente honesto.

Hubo además un cantidad enorme de actores secundarios, donde destacaban dos personajes esenciales: Melanie y Ashley. Para Melanie la primera opción siempre fue Olivia De Havilland, pero tenía contrato con la Warner y no la querían ceder. Al final se pudo conseguir su intervención en la película.  Se consideró a Melvyn Douglas para hacer de Ashley, pero fue descartado. Leslie Howard fue finalmente el elegido, que al igual que Gable era reacio a hacer esta película. Quien también destaca es Hattie McDaniel como Mammy, una roba-escenas cada vez que sale. Los actores negros aceptaron sus papeles en un clima de desaprobación, ya que temían que mostraran prejuicios en la representación de los esclavos. Se eliminó la palabra 'negro' del guión, se intentó respetar el punto de vista negro.

El rodaje comenzó a finales de 1939. Se contrató a William Cameron Menzies como diseñador de producción e hicieron un guión escrito dibujado. Trasladaron el viejo sur a California. Quemaron los viejos decorados de King Kong  para hacer nuevos. Ese fuego fue el incedio de Atlanta en la película. George Cukor dominaba el rodaje con actrices. Era afectuoso y amable, pero en cambio no encajó con Clark Gable. Peor fueron las disputas que tuvo Cukor con Selznick sobre el guión, algunas frases, el ritmo y que la película se alargaba demasiado. Cukor se negaba a dirigir con el guión supervisado por Selznick. Discutieron y ese fue el fin de Cukor como director de la película. Se contrató a Victor Fleming, que por otra parte era amigo de Gable y estaba rodando El mago de Oz. Fleming. chocó frontalmente con Vivien Leigh, se volvió muy exigente con ella y su personaje. Entonces tanto Selznick, Fleming como Ben Hetch reescribieron de nuevo el guión. Un par de meses después, Fleming abandonó el rodajo aludiendo una crisis nerviosa suscitada por la presiones de Selznick. Se contrato a Sam Wood pero Fleming volvió a las dos semanas. La dirección se dividió en dos unidades. Fleming mantiene un firme control sobre la historia. No es fácil mantener la atención del espectador durante 3 horas y media. A eso ayuda que Fleming mantiene a personajes y fondos en movimiento, nada es estático.

La película se terminó en 125 días. El montaje final quedaba en manos de Selznick y las postproducción también fue costosa: fondos pintados, composición colorista de la fotografía, etc.  Lo que más preocupaba del resultado final de la peli a Selznick era la música. Max Steiner fue la solución, aunque se asustó un poco al tener que componer más de 3 horas de música.

Se hizo un pase previo en un cine con público. Estaban predispuestos a ver Beau Geste y se encontraron con la tremenda sorpresa de que era 'Lo que el viento se llevó' (Gone with the wind). El público empezó a aplaudir como loco. Al final de la película, los espectadores estaban sobrecogidos. El estreno mundial se hizo en Atlanta el 15 de diciembre de 1939. El resto es historia del cine....