Clasicosis

Ficha: La soga.

FICHA: La soga.

Título original: Rope.

Director: Alfred Hitchcock.

Guion: Arthur Laurents

Hume Cronyn.

Reparto: James Stewart

John Dall

Farley Granger

Cedric Hardwicke

Joan Chandler

Douglas Dick

Constance Collier

Dick Hogan

Género: Suspense.

Año: 1948.

País: Estados Unidos.

Lea nuestra reseña: ‘La soga’ Un crimen casi perfecto.

 

Más información:

En la obra original los dos asesinos eran homosexuales, incluso se deja intuir algo turbio en la relación de éstos con el profesor Cardell.

La película se rodó en largas tomas de 10 minutos, el máximo que permitían las bobinas de las cámaras de la época, por lo que el total de la película sería ocho planos de 10 minutos, cada uno montados como un solo plano secuencia.

Era la primera película que Hitchcock rodaba en color, lo que requirió una esmerada fotografía, a cargo de Joseph Valentine.

Hitchcock pretendió dar un punto de vista objetivo como si la cámara fuera el ojo del espectador.

La Soga fue más que nada un experimento para Hitchcock a quien no le interesaba el argumento. No quedó satisfecho con el experimento, pensó que era romper con sus tradiciones sobre la fragmentación de un filme y el montaje para contar visualmente una historia. François Truffaut puso un acento positivo diciéndole que era demasiado severo con el resultado final de La Soga.

La película costó tan sólo un millón y medio de dólares a pesar de que su estrella principal, James Stewart, cobró 300.000 dólares.

La historia ha inspirado al menos otras dos películas, Compulsión (de Richard Fleischer 1959) y Swoon (Tom Kalin 1992).

La película está inspirada en una obra de teatro, titulada "Rope's End", que a su vez está basada en un hecho real, de gran resonancia en los años 20 en Estados Unidos.

El tema del plano secuencia único, lo hizo Hitchcock como respuesta a los críticos que le acusaban de utilizar demasiados planos en sus películas, acusándole de utilizar un recurso fácil para generar tensión. Con esta película está claro que se burló de ellos en su cara.

En una de las escena final, en la que se escucha a algunos transeúntes hablando fuera, Hitchcock grabó a algunos miembros del equipo técnico, desde un sexto piso. Y para el sonido de la sirena, le propusieron, utilizar un sonido de archivo y modificar el sonido, para así dar la sensación que se acercaba, pero al director no le convencía la idea, así que prefirió contratar una ambulancia, y grabarla mientras se acercaba al edifición.